La madrastra de su amiga era una mujer muy atractiva y siempre que se quedaba a dormir en su apartamento, tenía sueños eróticos con ella